El pasado 20 de noviembre en las ciudades de Guayaquil y Quito se registró la primera marcha transgénero en el país en conmemoración por el Día Internacional de la Memoria Transexual, fecha que se recuerda desde hace 22 años en más de 200 ciudades en todo el mundo exigiendo que las personas trans sean tratadas como ciudadanas y ciudadanos, respetando sus derechos.

El Día Internacional de la Memoria Transexual, se ha convertido en símbolo de las víctimas de transfobia definido como el “miedo, el odio, la falta de aceptación o la incomodidad frente a las personas transgénero”. Los cimientos de esta fecha se remontan al lamentable asesinato de Rita Hester una mujer transgénero que fue encontrada en su departamento con 20 puñaladas en Brighton -Boston de acuerdo a los informes, el lugar no tenia antecedentes de haber sido forzado. Veintidós años después este crimen y conjeturas siguen abiertos.

Este estallido inicia con Gwendolyn Ann Smith defensora de las personas transgénero quien con una vigilia exigió justicia por Rita convocando a una vigilia para honrar su memoria. Con el pasar del tiempo grupos, colectivos y sociedad civil exigen más seguridad y acceso a todos los derechos humanos a este grupo de población que ha sido violentado por décadas.

Pese que se esta fecha se haya conmemorado desde ya hace algunos años y en varias ciudades, en Ecuador este viernes 20 de noviembre se realizó la primera marcha demandando garantías al acceso para la niñez trans, pues hay denuncias de establecimientos que no respetan la identidad de género, acceso integral a la salud, seguridad y oportunidades laborales.

De acuerdo al informe Violencia contra Personas LGBTI en América de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la expectativa de vida de las personas trans en la región es de 35 años. A lo que va del 2020 se ha registrado más de una docena de asesinato a mujeres trans en lo que respecta a Ecuador.

Nota: Kerly Vera Fajardo; comunicadora social ecuatoriana

Fotos: Carlos Sebastian Delgado Jacome IG: @carlosdelgadoj