La emergencia sanitaria por el COVID-19 ha hecho visible y ha exacerbado desigualdades profundamente arraigadas en las sociedades de todo el mundo. En Ecuador, el 16 de marzo, se declaró oficialmente el estado de excepción para contener la propagación del coronavirus.

Sin embargo, las respuestas del estado para prevenir el contagio del virus mantuvieron lógicas neoliberales, individualizadoras y poco eficientes, que no supieron llegar a comunidades históricamente marginalizadas y precarizadas. Ante la ausencia de respuestas efectivas por parte del Estado, mujeres de distintas comunidades se organizaron desde sus bases en un ejercicio político que implicó no solo la resignificación de la salud y el bienestar sino la posibilidad de pensar otras formas de economías políticas comunitarias.

En particular, las mujeres han hecho frente a diversos campos durante la pandemia. La división sexual del trabajo ha resultado en que las mujeres sean el pilar principal de los hogares. Las mujeres han llevado la carga de la educación de sus hijos, trabajo, limpieza del hogar y la alimentación. La inequidad de género ha sido una desventaja. Además de esto, durante el confinamiento, las mujeres han sido víctimas de maltrato físico, psicológico y abusos sexuales. La violencia de niños y niñas también se ha intensificado. Debido a la cuarentena, muchas mujeres se han tenido que adaptar a convivir con su agresor o abusador.

Esta cartilla es resultado de un proceso que buscar recoger las historias de mujeres que, en distintos espacios del Ecuador, se organizaron desde sus comunidades para responder a demandas históricas, que se vieron exacerbadas durante el confinamiento. Las cadenas de solidaridad que se presentan nos muestran formas de organización sanitaria que pueden pensarse más allá de la emergencia sanitaria del COVID-19.  Sin embargo, estas cadenas no deben ser romantizadas, ya que dan cuenta de  demandas en torno al acceso a una educación de calidad, la salud, a servicios básicos, mejoramiento de vías, entre otras, que han sido planteadas desde antes de la pandemia, y por ende, requieren respuestas efectivas por parte del estado.

Puedes leer y descargar el documento en este enlace.